miércoles, 21 de mayo de 2008

Pide lo imposible

Sé realista: pide lo imposible. Se conmemora estos días el cuadragésimo aniversario de aquello que dio en llamarse Mayo del 68. Han pasado cuatro lustros y algunos de los principios de aquella revolución popular cobran aún más vigencia que entonces. Otros principios conservan la misma.
El Mayo de París debió de ser un momento de auténtica efervescencia política, cultural, obrera, sexual y libertaria. Me hubiera gustado estar allí y poder contribuir con mi granito de arena en aquellos instantes de magia, de locura maoísta y de surrealismo crónico, que tanta falta le hacía al mundo.
Ahora sólo quedan cenizas de lo que supuso el movimiento del 68. Eso y algunos liberados, antiguos líderes, que cobran un sueldazo en el parlamento europeo defendiendo tesis capitalistas con un toque verde chachiguay. Qué lástima.

No se puede vivir de la nostalgia y menos aún de la nostalgia de lo no vivido. Ya se sabe que cualquier tiempo pasado fue anterior y no necesariamente mejor. Ahora bien, cuando se echa un vistazo somero y general sobre la sociedad actual, sobre los colectivos obreros, esudiantes y feministas la cosa arroja un resultado escalofriante. El Sistema nos ha adormecido. El Sistema ha podido con todo y los sueños se han convertido en la gota de aceite perfecta para engrasar del todo la maquinaria capitalista. Ya no hay sueño de justicia, libertad o trío sexual. Es más productivo soñar con un coche de alta gama que se pueda exhibir para envidia de la comunidad vecinal.

Que aquella gente se lo pasara mejor, no importa. Que aquella gente pensara más, es sano. Que aquella gente exigiera lo que deseaba es algo que en estos tiempos no sólo es una utopía sino un motivo de cárcel, al menos social e intelectual.
El planeta se ha simplificado y en eso proceso, la imaginación al poder se ha ido a tomar por culo a cambio del libre despido. Bajo los adoquines sigue estando la playa, pero la van a recalificar para hacer pisos blancos y altos.


Dentro de algunos años, espero que no muchos, nuestra generación comenzará a ver que estaba equivocada. Entenderemos que no éramos hijos de la Revolución Francesa, que no éramos descendientes de los bolcheviques ni de la Ilustración. Entenderemos que habían borrado a nuestros progenitores de un plumazo a base de billetes y sillones parlamentarios.
Comprenderemos que éramos los hijos del 68, pero como pasó en la Argentina de Videla, nos raptaron de nuestros padres y nos entregaron en manos de papá Capital y mamá Televisión, ocultándonos la verdad. Espero que cuando nos demos cuenta no sea demasiado tarde. Eso espero...

7 comentarios:

Diego dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Estamos dominados por el consumismo y la televisión, pero no tanto como nos quieren hacer creer. Ese es el enfoque que quería dar a mi post. Estamos jodidos, pero aún podemos renacer de nuestras cenizas y volver a ser lo que una vez fuimos. Al menos eso.

Un placer haber descubierto tu blog.

andresfg dijo...

No creo que estemos tan adormecidos. Sigue habiendo movimientos reivindicativos, incluso desde el capitalismo. Constantemente se piden y consiguen avances en cuanto a la transparencia de algunas instituciones. Por supuesto queda mucho por hacer.
Pero la información ya no es tan unidireccional.

Respecto a lo de que la gente pensase más y se lo pasase mejor, no creo que sea así. La gente piensa lo que quiere y pasa el tiempo como quiere. No creo que los del 68 tuviesen mayor calidad humana, simplemente emprendieron un cambio. Hoy también hay cambios, muy bruscos.

andresfg dijo...

Además, las cosas no se piden, se consiguen. (Y de paso aprovecho y marco para que me manden las respuestas al mail)

Un saludo

Álvaro Aguilera dijo...

Querido Andrés. En ningún momento he dicho que la gente del 68 tuviese más calidad humana. Que se lo pasaban mejor y pensaban más, a mí me parece que es imposible de rebatir. Esa gente se echó a la calle y se dispuso a vivir al margen de las normas burguesas.
Yo creo que sí que estamos adormecidos y que la transparencia en las instituciones no es una reivindicación desde el capitalismo. Mientras el sistema obligue a trabajar en lugar de vivir, andamos jodidos. Me parece equivocado afirmar que la gente pasa el tiempo como quieres, porque no es cierto. La gente está machacada.
Y las cosas sí se piden, porque es el primer paso para conseguir. Si no te dan, entonces entra la revolución, que tan lejana está del capitalismo.
Por cierto ¿qué Andrés eres? Conozco a tantos Andreses, que me pierdo.

andresfg dijo...

Soy Andrés, de teatro. La última vez que nos vimos, en el Clover, me diste la inolvidable dirección de tu blog.

No creo que la gente esté machacada. Yo no estoy machacado, ¿tú estás machacado? Creo que tampoco.

Si es verdad que hay gente que se machaca. Gente que necesita un BMW y se machaca a si misma para conseguirlo. El mercado se ha apoderado del ocio de mucha gente. Pero de nuevo eligen ellos, y el que elige vivir al margen de BMWs, chalets y otras vestimentas ya no es ningún revolucionario, es solo uno más que ha tomado su decisión.

Sigue habiendo personas que se lo piensan. El ejemplo eres tú, soy yo (que te juro que también me lo pienso), el niño que soñaba la revolución de Diego, etc.

No sé a quién hay que pedirle las cosas.

Respecto a lo del capitalismo: las mejoras en la transparencia de la OMC (aunque pocas) han venido de algunos antiguos jefes del BM y del FMI. Estas dos instituciones también han sido mejoradas (aunque poco) por la misma vía. Creo que hace poco se hicieron públicas las posesiones y renta de los diputados.

Por cierto, te dejo un enlace de Trade Fair para que firmes si te gusta la idea. Y si ya te parece la repanocha pues te animo a que pongas un banner. (espero que esto no sea spam : )

Álvaro Aguilera dijo...

Querido, Andrés. Encantado de tenerte por aquí. Linkearé tu blog. Por cierto, que jamás supe ni pensé que fueras liberal, me he quedado un poco de piedra.
En fin, lo que quería decirte es que para mí en el capitalismo la mejora de las instituciones no sirve, porque las instituciones y el sistema en sí son el ERROR. Desde luego, yo no me pongo como ejemplo de nada, pero la gente SÍ está machacada, no llega a final de mes, no puede pagarse una vivienda, cobra unos sueldos ridículos y asiste al expolio y a la existencia de una desorbitada plusvalía sin mayor opción que agachar la cabeza. Si una chica se queda embarazada, tratan de echarla. Y así hay miles de ejemplos. La gente no se ha dormido, la han narcotizado.
Y de nuevo, una vez más te digo que no puedo ser ejemplo de nada, puesto que conmigo también ha podido el sistema. Si no, no tendría móvil o internet, artículos con los que hace diez años no contaba y sin los cuales podía vivir, cosa que ahora es imposible.
De intermon no firmo nada. Un abrazo, amigo.

Mayo Cordobés dijo...

Amigo,

Te invito a visitar el blog: http://mayocordobes.blogspot.com/

que testimonia el homenaje que le hicieron en Córdoba , a los 40 años del mayo frances. Saludos!