miércoles, 27 de febrero de 2008

Subrealista, que diría una ex profesora mía

Los cuatro evangelistas eran tres: San Pedro y San Pablo. Leo esta frase, escrita como respuesnta en un examen por un alumno de quién sabe dónde y pienso -es curioso- en Luís Buñuel.
Me resulta la frase, una especie de máxima surrealista, xomo aquella de : La mortadela está indudablemente fabricada por ciegos o El mayor acto surrealista es salir a la calle y disparar al azar sobre alguien.
Desde que era un tierno niño que comenzaba a divisar la tiniebla de la adolescencia entre la luz de la infancia, me he sentido atraído por la corriente surrealista. En cierto modo, siempre he querido ser uno de ellos. La razón es simple: me divierten.

De hecho, hace algunos años me propuese refundar la Orden de Toledo, secta extraordinaria creada por Buñuel y de la que formaron parte gentes como Alberti, Lorca, Dalí o el recientemente fallecido Pepín Bello. Aún estoy interesado en ello. Las normas que marcaban el ingreso en la cofradía eran sencillas:

- Vagar durante toda una noche por Toledo, borracho y en completa soledad.
- No lavarse durante la estancia.
- Acudir a la ciudad una vez al año.
- Amar a Toledo por encima de todas las cosas.
- Velar el sepulcro del Cardenal Tavera.

Con estas breves indicaciones, a las cuales en su momento añadí las de vestir de capa, tener prohibido cualquier bebida que no fuese vino El Conquistador y leer pasajes del Cantar de los Cantares en voz alta, tuve el sueño de reconstituir la Orden. No fue posible, pero aún hoy, sigo con esa obsesiva idea y pienso llevarla a cabo.


En cualquier caso, yo quería hablar del surrealismo, aunque sólo sea un poquito. Decía antes que este movimiento me divierte. De todo él, lo que más me divierte son las imágenes religiosas y sexuales y el ánimo de provocación constante contra la burguesía y lo políticamente correcto. También me gusta su poder hipnótico -cómo olvidar el burro muerto sobre el piano en Un perro andaluz-, su perfidia,b su fetichismo, su ánimo alborotador y cómo no, su producción artística, ya sea pictórica, fílmica o literaria.
Siempre he querido ser un surrealista, dejar volar mi mente en busca de conceptos y unirlos sin ningún prejuicio, sin intervención de la razón, la estética o la moral. Como en casi todo, he fracasado. Pero sigo decidido a intentarlo porque es divertido, porque cuando he ejercido de surrealista me he sentido vivo y me he descojonado y porque hace mucho que no voy a Toledo y necesito una excusa.
Vaya... creo que me ha salido otra paja mental.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Como casi todo, ¿leí bien?, te sale mal?, amigo la modestia es tan mala como la soberbia, nos hace más chiquitos y vos, SOS UNO DE LOS GRANDES, y lo sabes, me alegra que un simple mail lleno de cosillas para hacerte sonreír haya provocado semejante catarata, como siempre te mando millones de besos y un poco más que siempre te quiero y quiero!Dora la loca trapecista argentina

Lord Alfred dijo...

Hola Álvaro,

Un aragonés residente en Madrid, cuyo abuelo nació, (también por accidente) en Calanda se ofrece para regresar contigo a Toledo.

Alguién que vió la filmografía completa de Don Luis y alrededores en la Filmo de Zaragoza, en el año 2000-2001.

Alguien que también ha visto Las tres luces, de Fritz Lang.

Alguién que organizó o trató de organizar todos los homenajes que la Universidad de su ciudad dedicó a Buñuel.

Alguien que prepara los Dry Martini, (con Noely Prat, por Dios, pero casi sin este) y los Buñueloni como nadie o regresa a tomarlos al Chicote o, mejor, a cierto Hotel frente al congreso.

Alguien que tiene sobre la mesilla de noche "Mí último suspiro" y es discípulo directo de Carríere.

Alguien que tiene la costumbre de celebrar muy a menudo una jornada Buñuel, en la que se ven las películas que piensa que a Don Luís le gustarían y se comen huevos con chorizo y longaniza aragonesa regados con vino del somontano, (en vez de valdepeñas).

Alguien que lee a Sade y escucha a menudo a Wagner.

Alguien que desprecia las artes plásticas, que ha estudiado a conciencia, y también a los malos escritores.

Lord Afred.

Saludos

IU de Brunete dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Álvaro Aguilera dijo...

Perfecto, pues. Uno más para la Orden.
Serás informado, porque puede que la aventura dé comienzo en breve.

PD. Espero que no me incluyas en la última categoría, jajaja